• Luis Illana

“Rock and Roll por el artículo 33” de Carlos Balacera

Actualizado: jul 3

*Puedes escuchar este audio libro pinchando sobre el*

Siempre digo que, a estas alturas, lo más importante son las sensaciones que te deja la música. Lo que hace que, de verdad, recuerdes tal disco o tal concierto durante años. Y con esa idea me senté a escuchar el último trabajo de Carlos Balacera, “Rock and Roll por el artículo 33”. Hablamos de un profesional de la música, con más de tres décadas en la mochila. Y cuando las raíces son profundas, la personalidad también. Un reflejo de todas sus momentos con Indeseables, Confusos, Mala fama o Balacera. A los 16 años escribió su primera canción y desde entonces hasta este último disco. Doce canciones que hacen un repaso a todo un periodo vital. Ahí es nada. Y lo que queda.


El rock no se entiende sin su pasado. Es algo fundamental. Recuerdo las palabras de Lele Laina refiriéndose a las primeras canciones de Topo, a mitad de los años 70. Decía Laina que aquellas letras entraban “como puñales”. Por su dureza, por su verdad, por su retrato social. Y con ese recuerdo sonreí, de oreja a oreja, escuchando el tema que abre este último trabajo de Carlos Balacera. Se llama precisamente así: “Como un Puñal”. Con ese aire a Johnny Cash y su “Hombre de Negro”. Balacera también escribe con tinta oscura y son muy de agradecer todos esos matices entre el gris y el negro de sus canciones y personajes. Señores, hablamos de rock and roll.


Carlos nos propone un viaje con aires sureños, creando personajes que se desangran en canciones como “Contrabando” o “De Qué”. Noches de viajes en madera y hormigón, nos cuenta en “La Rueda” y no podemos dejar de sentarnos a su lado, recorriendo esas carreteras. La vida en cada estación, en cada motel. “Las Virutas de un Bastón” empieza con un punteo de guitarra que se pega como alquitrán. Y luego el mensaje: “Llevo la vida por bandera, no me dejaré engañar. Estoy aquí desde el puto principio, soy el que dice cuál será el final”.


Quién sabe si un aire a los Stones se cuele por la puerta para “Acuérdate de Mis Ojos”, con ese boggie de guitarra que la gente del rock tanto agradecemos al saborear esas biografías de perdedores y venganza. Historias que nos transportan a momentos por los que, antes o después, nos hemos perdido todos. Quizás por eso las canciones de Balacera entren tan fácil a la primera descarga.


No me voy a extender mucho más. La música está para escucharla. Carlos Balacera puede acompañarte viajando en el coche, al llegar a casa después de un día largo de curro o en el cigarro antes de dormir, si es que fumas, o en el último trago para rendirle cuentas con valentía a Morfeo. Un músico que entiende el rock como lo que es: aquel viento fuerte que derrumbó la puerta una noche de tormenta para ya no marcharse nunca. Cambia la puerta por tu corazón y el no marcharse por tu vida, y seguro que me entenderás bien.


Gracias por tantos años de música.

39 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo